martes, 17 de noviembre de 2015

Moto X Play, por que lo bueno no necesariamente tiene que valer un ojo de la cara

Desde el año 2013 Motorola se puso las pilas lanzando unos dispositivos lo más de interesantes y con Android Stock.  Prácticamente desde ese momento, si no recomiendo un Nexus, sólo recomiendo dispositivos de Motorola y dependiendo del usuario, bolsillo y requerimientos indico si es bueno un Moto E, Moto G o Moto X, que son los nombres con los que se conocen los modelos actuales de Motorola.  Este año, ya en terceras generaciones de los modelos G y X, Motorola hizo otro cambio en su estrategia y la línea X la dividió en 2, lanzando el Moto X Play y el Moto X Style (o Pure Edition en USA) para disminuir la brecha que había entre el Moto G y Moto X de años anteriores.

Y bien, ya tenemos el Moto X Play con nosotros, un teléfono de un excelente tamaño y pantalla (5,5 pulgadas), de fácil agarre, con buena batería y con muy buenas especificaciones.  No es un tope de gama, como podría ser un Galaxy S6, un Xperia Z5 o un LG G4, pero si es lo suficientemente potente para no sentirse avergonzado de competir con ese tipo de dispositivos, pero valiendo casi la mitad de uno de esos.